Análisis clínicos rutinarios realizados durante el embarazo I

Doctores Díez Peñas

análisis clínicos rutinarios en el embarazo

Análisis clínicos a realizar en el primer trimestre

A lo largo del embarazo, es habitual que el doctor o doctora que está realizando el seguimiento del mismo encargue a la embarazada distintos análisis clínicos de forma rutinaria, que buscan evaluar parámetros del estado de salud general y descartar posibles complicaciones.
En cada visita es común que se practique un análisis de albúmina, glucosa y acetona en orina.
Posteriormente y a medida que evoluciona el embarazo se aplicarán distintos análisis.
En el primer trimestre es donde se concentran el mayor número de pruebas, que de forma general buscan determinar el estado de salud de la embarazada y prevenir posibles riesgos en el desarrollo del feto.

Pruebas frecuentes

Entre estos análisis clínicos rutinarios podemos mencionar:

  • Grupo Sanguíneo y Factor Rh
  • Prueba de coagulación
  • Hemograma completo
  • Serología luética
  • Serología de la Toxoplasmosis
  • Serología de la Rubéola
  • Glucemia
  • VIH
  • Sedimento de orina

 

– Grupo Sanguíneo y Factor Rh. Es útil conocer este dato para evitar posibles incompatibilidades.
– Prueba de coagulación. Este análisis busca determinar si existe alguna anomalía en la coagulación de la sangre que pudiese producir hemorragias en el parto o a lo largo del embarazo.
– Hemograma completo. Para determinar si existe anemia y conocer el número de glóbulos blancos, útil para descartar posibles infecciones o patologías de las células blancas.
– Serología luética. Para determinar si existen anticuerpos de la sífilis, de ser así, requerirá tratamiento ya que podría afectar al feto.
– Serología de la Toxoplasmosis. Es una infección extremadamente común, pero si se padece por primera vez al estar embarazada puede ser peligroso para el feto.
– Serología de la Rubéola. Si se adquiere durante el embarazo puede producir graves lesiones al feto. Si se detecta que no ha padecido anteriormente la enfermedad, deberá extremar la prudencia y una vez finalizado el embarazo es conveniente vacunarse.
– Glucemia. Para determinar el nivel de azúcar en sangre. El embarazo puede llegar a fomentar la aparición de una diabetes en el caso de aquellas personas que pueden considerarse diabéticos incipientes (padece diabetes pero no presenta síntomas). En caso que la embarazada sea diabética, su médico le aconsejará una pauta especial.
– VIH. Es fundamental saber si la madre es portadora del virus para que en caso positivo pueda administrarse el tratamiento adecuado a tiempo y así prevenir que la enfermedad pase al bebé.
– Sedimento de orina. Esta prueba es para determinar si existe infección en las vías urinarias. De ser así se recomienda hacer un cultivo para conocer el germen que genera la infección y un antibiograma para definir qué antibióticos son los adecuados para tratarla.

En función de los resultados y el historial clínico de la paciente, el médico podrá determinar que deban realizarse otras pruebas.
Estos son los análisis rutinarios que de forma habitual se realizan en el primer trimestre.

En un siguiente post detallamos los análisis clínicos realizados en el segundo y tercer trimestre.

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información.uso de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top